Las velas que vamos a hacer son mucho más que elementos decorativos, son objetos simbólicos que pueden formar parte de tus rituales de abundancia navideños. Sácale provecho a la energía positiva de la época y alárgala lo más que se pueda.

Lo que necesitas:

2 o 3 recipientes de cristal transparente como base para tus velas flotantes de Navidad.

2 o 3 velas flotantes blancas (según el número de recipientes que hayas elegido)

Bolitas de hidrogel transparentes.

Agua.

Bastones navideños de dulce o de plástico.

Perlas en colores blanco y rojo, copos de nieve o cualquier otra figura navideña.

Procedimiento:

Empieza por hidratar las bolitas de hidrogel en agua durante unas 8 horas. Ahora, toma un poco de bolitas de hidrogel y colócalas en el primer recipiente, sigue con algunas perlas y bastones, un poco más de hidrogel y de nuevo las figuras navideñas que hayas conseguido. Repite hasta que queden solo unos 5 centímetros libres en el recipiente.

Rellena el recipiente con agua casi a su máxima capacidad y coloca la vela flotante sobre el agua, asegúrate de que no escurra. Las bolitas de hidrogel van a desaparecer y las figuras navideñas estarán realmente flotando. Son las más sencillas y, al mismo tiempo, espectaculares velas navideñas de hidrogel.

Haz estas velas para decorar tu casa o empieza tu negocio.



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.